lunes, 4 de febrero de 2019

Venezuela: botín ambicionado (I)
S
egún Paul Craig Roberts, ex subsecretario del Tesoro para la Política Económica de Estados Unidos (EU) durante la administración de Reagan y Caballero de la Legión de Honor de Francia, la vorágine de atropellos económico-militares y de propaganda desatada por Washington contra Venezuela se debe a que Maduro, como Chávez, ha cometido el crimen imperdonable de representar los intereses del pueblo venezolano y no el de las corporaciones e intereses financieros de EU. La suya es una ironía repleta de indignación, ante las poses y pronunciamientos de los Pompeos, Boltons y Abrams, altos exponentes del unilateralismo belicista y económico que impera en EU desde las masacres en Afganistán, Irak, Libia etcétera, perpetradas a la sombra del 11/S. Trump se hace rodear de monroístas de la guerra fría: no sólo juegan con el estado de derecho en EU, a la Elliot Abrams. También rompen abiertamente con el derecho internacional y con la paz mundial. Es necesario agregar que, como el gobierno de Chávez, el de Maduro considera que Venezuela es una nación cuyo Estado tiene jurisdicción sobre su territorio. No es, como plantea el unilateralismo de hueso colorado ahora rampante en EU, un depósito repleto de recursos naturales.
La ofensiva del unilateralismo bélico y bancario-financiera viene de tiempo atrás. Ya Trump amenazó a Caracas con una intervención militar. Es el mismo lenguaje amenazante desde un bárbaro despliegue de sanciones económicas que atacan de manera feroz a la población, como en Irak y Libia. En esas sanciones, que las agencias noticiosas y los analistas de Televisa, DW y otras, nunca mencionan, se realizan operativos en función de aquello de que: todas las opciones están sobre la mesa. Lo que se oculta es que el operativo militar ya está en curso desde tiempos de Chávez bajo la Operación Venezuela Freedom 1 y 2. Ahora la ofensiva está al mando de Abrams, pieza clave en el escándalo Irán- contras.
Dada la centralidad de lo militar en el dispositivo golpista, no es casual que Roberts recuerde a Smedley Buttler, un teniente general de los marines, quien en 1935, desde el alto rango y honores que mereció, sintetizó el papel de los militares de EU en América Latina y el Caribe así: “la mayor parte de mi tiempo actué como un matón de alta categoría al servicio de las grandes empresas de Wall Street y de los banqueros. En breve, fui una suerte de matón del bajo mundo criminal (racketeering) al servicio del capitalismo”. La amenaza de Trump/Bolton y ahora Abrams, se encamina a instaurar una gobernanza de corte colonial en el hemisferio bajo un estado de excepción y de su bota militar. En el caso de Venezuela y Sudamérica, el Comando Sur del Pentágono se articula con el Departamento del Tesoro, dueño de 51 por ciento del Banco Mundial, según Joseph Stiglitz, ex primer economista de ese banco.
La retórica librecambista del hegemón en aparente repliegue hacia el hemisferio, queda hecha trizas. La clase gobernante de EU no es afecta a las fuerzas del mercado, sino a las fuerzas armadas para acceder a la riqueza y territorio de los pueblos al sur del Bravo y del orbe. La diplomacia de fuerza desplegada contra Caracas, incluye una millonaria ofensiva económica y mediática semejante a la embestida contra Chile (Allende) Irak y Libia. Gobernar para el pueblo venezolano significa cometer el pecado mortal mencionado por Roberts. Para EU, Venezuela es un botín y para los regímenes de derecha también, lo que los induce a articular los lineamientos de las lumpenburguesías locales, satisfechas con una co-participación en la apropiación del excedente. Esas derechas también se arriesgan a la devastación humana y de infraestructura de las guerras de agresión con las que ahora Trump et alamenazan a Venezuela. En esta dirección las torpezas y limitaciones de la derecha brasileña colocan en grave riesgo a la parte mayor de la Amazonia.
Sobre el botín, información pública oficial de EU (CIA, NSA, DIA, etcétera) recabada por Bryan González Hernández, candidato doctoral en la Universidad Nacional de Costa Rica (UNA), Heredia, indica que Venezuela ejerce jurisdicción sobre la mayor reserva petrolera del mundo, estimada en 300 mil millones de barriles. Venezuela es el octavo país del mundo con las mayores reservas de gas natural, 1.5 billones de metros cúbicos; 14 mil millones de toneladas de hierro; 7 mil millones de toneladas en reservas de oro; 10 milmillones de toneladas de carbón;6 mil millones de toneladas de bauxita.
Posee coltán (electrónica) y torio, para energías limpias. Abunda el agua. La hidroelectricidad representa 58.32 por ciento de toda la generación eléctrica. El territorio contiene abundante biodiversidad (tiene territorio amazónico.) Por su cercanía, el costo del transporte del petróleo venezolano a EU es menor que del Golfo Pérsico.
Al margen de la Constitución de EU y del derecho internacional, la criminalidad de Estado se usa y abusa para la obtención de esos recursos.
Facebook: JohnSaxeF

jueves, 17 de enero de 2019

La espesura del petróleo
L
lama mucho la atención la persistencia y el aumento del apoyo de la población al esfuerzo del nuevo gobierno por frenar y revertir la desarticulación y saqueo, desde dentro y desde fuera, al que fue sometida Pemex, algo padecido con más intensidad desde el inicio del presente siglo. Ya sea desde las codicias oligárquico-imperiales durante la racha de corruptelas neoliberales o de la criminalización de la tecnocracia, que se procedió con su desarticulación. Esa oligarquía, feliz con la condicionalidad acreedora, avaló que Pemex retomara con más frecuencia los contratos de riesgo y que privatizara la petroquímica. Mientras la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, sucursal del FMI, desataba una ofensiva fiscal que obligó a un acelerado endeudamiento.
Con miras a su privatización desatendieron el mantenimiento de su vasta infraestructura y de la ampliación necesaria. Además, por si el paquete destructivo no fuese suficiente, se rompió con su integración vertical dividiendo a Pemex en segmentos/empresitas en competencia entre sí, proliferando burocracias en puestos de dirección y subdirección. Fue una desleal regresión de la gran gesta de ingeniería e industrialización petrolera realizado desde el sexenio de Lázaro Cárdenas del Río, que ahora se retoma con miras al fortalecimiento del interés público nacional.
Retomar el timón energético del país en función de ese interés público es hoy algo distinto y mucho más urgente y complejo que antaño, si de proteger a la población y a las siguientes generaciones que poblarán México se trata. Son nuestros los hijos e hijas, nuestros nietos que ya están poblando esta querida tierra, en los tiempos en que se acelera el cambio climático, en realidad, por la ausencia de medidas vinculantes en lo internacional, vivimos en un colapso climático antropogénico, que se acelera a alta velocidad. En riesgo, advierte la ciencia, la biosfera planetaria, nosotros incluidos.
El timón energético es esencial a la cuarta transformación. En estos días la población mexicana, en su totalidad, está al tanto que nuestra economía sufre de muy alta dependencia de los combustibles fósiles en transporte y energía. Es una economía que requiere medidas de emergencia para su pronta desfosilización. Así lo aconseja el dato duro proveniente de un consenso del 97 por ciento de la comunidad científica.
Los riesgos del cambio climático, que amenazan la existencia humana, en estos días están intensificándose. Así quedó de manifiesto en la magna síntesis de unas 6 mil investigaciones presentadas a la COP 24 de la ONU. Pocas semanas después los datos derivados de las investigaciones que se realizan en la Antártida, el bloque mayor de hielo del planeta, son graves: su pérdida se ha sextuplicado desde los años 1970. Los resultados alarman a la comunidad científica y a la opinión pública. Recién publicado en la revista de la Academia Nacional de EU (PNAS), se indica que la Antártida a se ha venido derritiendo a un ritmo acelerado durante las pasadas cuatro décadas por efecto del influjo del calentamiento de las aguas del océano.
La información exige acción urgente y reflexión: “ Entre 1979 y 1989, por el derretimiento, la Antártida perdió 40 mil millones de toneladas de hielo anuales lanzadas a los océanos. Esa cifra aumentó a 252 mil millones de toneladas anuales empezando en 2009. Esto significa que la región está perdiendo seis veces más hielo que hace cuatro décadas, un ritmo sin precedentes en la era moderna de las mediciones. (Se requieren 360 mil millones de toneladas de hielo para producir un aumento de un milímetro en el nivel oceánico global.
Las medidas de urgencia que adopta el nuevo gobierno van en la dirección correcta. Entiéndase bien: los neoliberales dejaron un país hecho pedazos. Que esa brutal herencia sobre el sector energético se esté dando, es motivo para la acción inmediata, como ahora con la recuperación del timón energético en función del interés público. Sólo desde ahí es factible la transformación acelerada del patrón energético de la nación. El futuro de las generaciones actuales y futuras no debe dejarse en manos de monopolios extranjeros.Seamos empáticos con AMLO. Ahora es más fácil: el jefe del Estado debe garantizar el flujo de gasolina que alimenta unos 44 millones de motores de combustión interna (sin incluir los que consume la generación eléctrica que opera alrededor de 60 por ciento o un poco más, a base de combustibles fósiles.) De haber sido autosuficientes en la materia, ahora los neoliberales nos dejan una dependencia de 80 por ciento. Otro gran desastre. Se necesita una refinería, porque por más de 30 años los gobiernos obedecieron al Tío Sam que decía America del Norte ya cuenta con suficientes refinerías. Una refinería no basta, pero la situación puede arreglarse. Es desde esa base, sin que un desabasto ahogue a la nación, que se procede al combate al colapso climático. Empezando por energía y transporte.
Facebook: JohnSaxeF

jueves, 3 de enero de 2019

El botín tercermundista
S
iglo XXI, a 18 años, siguen las inercias y estertores militares del torrente imperialista desatado por el 11/S, esta vez en las tres principales economías de América Latina: Brasil, México y Argentina. Es una región en la que, a decir de Thierry Meyssan de Red Voltaire, Estados Unidos prepara la guerra entre latinoamericanos. Esta militarización acompaña los intereses de inversionistas y grandes monopolios de las sociedades de alto consumo en pos de los recursos naturales que van quedando sobre la corteza, desde la Amazonia, la mayor selva tropical del mundo, seguida por la cuenca del Congo en Africa Central, hasta los minerales, gas y petróleo disponibles por el acelerado derretimiento del hielo más viejo del Ártico y de la Antártida, síntoma inequívoco de catástrofe climática y la consecuente elevación del nivel marítimo.
Bajo la cubierta del mercado, EU financia y prepara fuerzas militares en las Américas desde el Comando Norte y el Comando Sur. El Comando África empezó a operar a fines del régimen de Bush. Agrégase ahora el Comando Espacial que militariza el exterior del planeta ¿con pretensión de soberaníade facto sobre el orbe? Militarizar al espacio es una unilateralidad bélica que invita respuestas unilaterales, bilaterales o multilaterales. ¿Por qué se adoptó esa medida ? Y, sin ironía alguna ¿la ONU sigue siendo el foro mundial necesario para negociar los conflictos? ¿Operaría desde Nueva York o desde Shanghai?
La explotación y el parasitismo de las sociedades de alto consumo no conocen límites. Van hasta la extinción de la biodiversidad y recursos bajo jurisdicción tercermundista, así como de los bienes comunes, océanos y atmósfera, entre otros. Mucho antes de quemar la última gota de petróleo, obnubilados por las ganancias, los inversionistas, las sociedades de alto consumo y sus socios tercermundistas habrán fagocitado y cocinado los fundamentos naturales de la vida planetaria. Además de la deforestación y devastación de la biodiversidad en los principales sumideros de gases de efecto invernadero, como las mencionadas selvas tropicales, en América Latina recrudece el despliegue de tropa y bases de EU y otras potencias y con ello la amenaza de guerras de agresión y la inestabilidad de los equilibrios civil militares, asignando al sector castrense, en centro y periferia, tareas propias al ministerio público.
En el caso del combate a la violencia del crimen organizado desatada por el neoliberalismo y sus reformas estructurales, en Brasil, en general, y en Río de Janeiro, en particular, se optó por recurrir en primera instancia a la militarización, haciendo a un lado al mando civil. Se trata, dijo el derechista presidente Michel Temer a principios de 2018, de un nuevo sistema de seguridadaplicado con el beneplácito del Pentágono en que, como indican las agencias noticiosas, el mando de la policía pasó al ejército tras un decreto firmado por Temer.
Si en Brasil para el control de la violencia Temer estableció un ministerio operado por las fuerzas armadas, en el caso de México se realiza algo semejante, con una probable renovación de los fondos asignados a la Iniciativa Mérida (IM); se resalta el límite temporal de 5 años, pero se omite que alterando la Constitución se recorta el control civl a toda función del MP sobre la violencia delincuencial. La recetadel Pentágono cuenta con dos sexenios de fracaso. Bajo la IM de Bush-Obama-Trump, se militarizó la campaña contra el crimen organizado (2006-2018), sin que EU regulara el flujo de armas o el lavado bilateral, en contravención de los protocolos formalizados por México (Convención de Palermo) que privilegian acciones sobre el lavado y el flujo de armas y no aconsejan el uso de la fuerza militar, menos en un contexto bilateral desregulado de los flujos de dinero y armas.
En Tijuana la policía detecta que al menos 20 por ciento de las armas decomisadas son de uso exclusivo del Ejército. Si el nivel total de armas que fluyen a México se estima en 2 mil diarias o sea, ¡730 mil anuales! en venta libre desde unos 6 mil puestos o ferias de armas a lo largo de la frontera, entonces las Fuerzas Armadas de México enfrentan a grupos armados desde EU con poco más de 100 mil piezas de modernas armas de asalto. ¿Es hipocresía de EU, o una política de Estado, todavía no de guerra entre países, sino dentro de ellos? Es cierto que el ajuste estructural, atado a las líneas de crédito (FMI-BM-BID), debilita las bases de la paz social e impulsa en parte, el actual desastre humanitario.
Para proceder a un retiro paulatino de los militares, en tiempo y lugar apropiados, como plantea el gobierno ¿es necesario alterar la Constitución en un tema tan sensible? Si Trump amenaza a los demócratas, para advertir a México que puede causar enorme daño económico cerrando la frontera ¿no es hora que cierre el flujo de armas que alienta acá la violencia y el caos? o ¿de eso se trata?
Facebook: JohnSaxeF

jueves, 20 de diciembre de 2018

COP 24: continuidad catastrófica
P
osponer, obstruir o diluir la formalización de regulaciones internacionales vinculantes en torno a la emisión de dióxido de carbono (CO2) y metano (CH4) –entre otros–, gases de efecto invernadero(GEI), ha sido y es una de los más sorprendentes y desde hace ya algunos años, catastróficos mandatos de los intereses de los combustibles fósil que dan continuidad a la diplomacia climática de los gobiernos de EU desde dentro y fuera de las Conferencias de las Partes (COPs) de la ONU. Que este sea el caso entre Clinton/Obama y Trump/Bush, de retórica ambiental tan dispar, es muestra de la letal gravitación del poder usurpado por la fracción fósil del alto capital y sus cabildos del petróleo, gas y carbón y del entramado estatal y corporativo bélico-industrial y de seguridad de EU, epicentro imperialista.
La persistencia del modus operandiy aún de los mismos tecnócratas en los operativos desplegados por el equipo de Obama durante la Cumbre de Copenhagen, Dinamarca 2009 (COP-15) y las que acaba de protagonizar el gobierno de Trump en Polonia (COP-24), expresión de una toma de riesgos hundiendo el pedal acelerador hacia la irreversibilidad catastrófica del calentamiento atmosférico, mientras la ventana temporal para frenar la carrera al abismo se agota en poco menos de 12 años. Así lo advirtieron los expertos del Panel Internacional en Cambio Climático (IPCC) de la ONU en la convocatoria a la COP-24 con una sólida advertencia, declarada de no bienvenida por EU, una magna torpeza emulada por Rusia, Arabia Saudita y Kuwait al inicio mismo de esa conferencia.
En otra oportunidad hice referencia a un sustantivo análisis de Fidel Castrosobre las maniobras protagonizadas por los tecnócratas del gobierno de Obama en la COP-15 Copenhagen 2009. En La verdad de lo ocurrido en la Cumbre (La Jornada 20/12/09) Fidel describe las acciones encubiertas realizadas por el equipo de Obama, entonces recién llegado a la presidencia de EU. para dejar implícito el carácter no vinculante de cualquier declaración de la COP-15. Años después se supo que la National Security Agency, NSA, daba información clave a la delegación de EU para frenar adhesiones al Protocolo de Kyoto (PK).
Recuérdese que tan pronto Bush 2 asumió la presidencia (2001), anunció su oposición a dicho protocolo para consternación europea y mundial. Ese retiro se formalizó en 2004, luego del inicio de la brutal guerra de agresión contra Irak (marzo 2003) cuando EU profundizaba su unilateralismo bélico y su endoso al poderoso cabildo fósil, siendo entonces EU el principal emisor de GEI. Hoy encabeza la lista de naciones en acumulación de GEI en la atmósfera registrada desde el fin del siglo XIX. Bush le dijo a los senadores republicanos que a EU no le interesaba el compromiso Kyoto en que debía reducir sus emisiones de GEI en 2012, a un 7 por ciento abajo de los niveles de 1990, porque se eximía a los países en vías de desarrollo y afectaría la economía de EU. Agregó que no impondría controles sobre el CO2 o el CH4, parte de sus promesas electorales.
Hoy, con el calentamiento atmosférico en ascenso y acelerándose, la ciudad de Austin, con las inusitadas inundaciones de 2015 todavía en la memoria familiar y colectiva, no tienen mucho que agradecer a Bush.
El otro objetivo de Obama en laCOP-15 fue, de manera subrepticia, filtrar al comunicado final un documento con la postura clave del cabildo fósil sobre el carácter no vinculante del evento. Ese fue un texto que finalmente el presidente de la cumbre, quien primero había negado su existencia, hizo circular. En su artículo Fidel incorporó párrafos clave planteados a la presidencia de la COP-15 por el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba. Textual:
“El documento que usted varias veces afirmó que no existía, señor presidente, aparece ahora… hemos visto versiones que circulan de manera subrepticia y que se discute en pequeños conciliábulos secretos. Lamento profundamente la manera en que usted ha conducido esta conferencia. Cuba considera extremadamente insuficiente e inadmisible el texto de este proyecto apócrifo. La meta de 2ºC es inaceptable y tendría consecuencias catastróficas incalculables. El documento que usted lamentablemente presenta no tiene compromiso alguno de reducción de emisiones de GEI.”
El documento del IPCC para la convocatoria de la COP-24, que asienta la diferencia catastrófica entre un aumento de 1.5ºC y otro de 2ºC, se confirma y calibra mejor el hecho de que para la biota global y para millones de personas en el mundo y de dentro y fuera de EU, este es asunto de vida y muerte. La continuidad catastrófica sigue presente. Así lo ilustró el Huffington Post al develar que la NSA espiaba las comunicaciones de los países inclinados a un acuerdo vinculante, mucho antes de la COP-15 y la COP 24. Ver documentos de Edward Snowden.
Facebook: JohnSaxeF

miércoles, 12 de diciembre de 2018

T-MEC: ¿Dominio fósil de EU en México?
E
n caso de aprobación precipitada del texto firmado por Peña, el llamado T-MEC entre México, EU y Canadá, formalizaría a México como país vasallo de EU vía la cláusula 10 del artículo 32 que es un inconstitucional acotamiento al manejo soberano de la política económica con el mundo. Además, somete el gas y el petróleo de la nación a tribunales a modo en las controversias inversionistas-Estado (ISDS) y nos compromete en la belicosa unilateralidad comercial de EU contra China, Rusia y otras naciones. Ello, porque durante 36 años el aparato financiero internacional fomentó el desmantelamiento de Pemex bajo un rosario de medidas bajo el lema de llevar a Pemex a un punto de venta. Entre otros puntales hacia la privatización destacan romper su integración vertical, algo esencial a toda firma petrolera.
También se dio una sistemática agresión desde la Secretaría de Hacienda. Para Fluvio Ruiz, ex consejero de Pemex “la reforma tiene un gravísimo retroceso en el régimen fiscal de Pemex. Desde Expansión(1/12/18) el analista agrega que durante todos los cambios privatizadores se soslayó “la importancia geopolítica del petróleo… se trata al petróleo como si fuera cualquier producto”.
Fluvio Ruiz acierta. En Supremacía Energética Estadounidense: de la Reforma Energética a la Renegociación del TLCAN, de César Díaz Olin, se analiza la propuesta de EU planteada por Rick Perry, para establecer de facto un bloque energético de América del Norte(BEAN). Un planteamiento que “se inserta… en el marco de un proyecto geopolítico de mayor escala que, para su proyección internacional, requiere del acceso ilimitado a los recursos energéticos de los socios de EU” en el TLC. (PetroQuiMex, No. 90, nov-dic 2017).
Téngase presente que Perry es secretario de Energía de EU y gobernador sucesor de George W. Bush cuando asumió la presidencia. Además que el T-MEC no se aparta del BEAN ni del unilateralismo agresivo de EU contra China, que acota el ejercicio soberano de México y Canadá para establecer relaciones comerciales en el ámbito mundial, se negoció en medio de la imposición unilateral y arbitraria de aranceles a las exportaciones de acero y aluminio de México y Canadá. Como México realiza 80 por ciento de sus transacciones con EU, negociar en medio de una arbitraria agresión arancelaria y la presión de petroleras y gaseras de EU, fulmina lo acordado y acentúa la urgencia inmediata y vigorosa del mercado interno y de la diversificación comercial con el mundo.
El BEAN nos involucra en la dinámica intimidatoria de EU contra naciones varias, mientras las firmas del gas y petróleo de EU quedan protegidas por medio de la renovación de los ISDS contenidos en el TLCAN. Se logró que en el T-MEC sólo se mantuviera la vigencia de ISDS por tres años pero, como aclara David Brooks (La Jornada, 4/10/18) por acuerdo entre EU y México, en el nuevo TLC se mantienen los ISDS vigentes para cuatro sectores en México: la industria de hidrocarburos, telecomunicaciones, transporte einfraestructura.
El American Petroleum Institute, cabildo de las petroleras de EU, resaltó que entre las medidas positivas relacionadas con el sector de hidrocarburos estaba la elegibilidad al ISDS para las empresas de gas natural y petróleo de EU que invierten en México y el requerimiento de que ese país retenga por lo menos el nivel actual de apertura a la inversión estadunidense en energéticos, como también el hecho de que se logró mantener sin aranceles la exportación de productos petroleros entre los tres países. (ibíd.)
La especulación financiero/bancaria y el bullyingcomercial abrieron la ruta a las guerras mundiales del siglo XX al geopolitizar la economía mundial. El cierre de plantas de General Motors y el despido de miles de trabajadores en EU muestran el fracaso de la guerra económica de Trump. ¿Y qué esperar del negacionismo climático, la unilateralidad comercial, diplo-militar y extraterritorial de Trump si no el destrozo de las alianzas americanas, transatlánticas y transpacíficas de EU?
AMLO abandonó la línea neoliberal del todo de todo con EU y nada de nada con América Latina que gestó gran ahogo en abismales asimetrías y sometimientos a EU vía la militarización de funciones en el combate al crimen (Iniciativa Mérida) que Calderón pactó con Bush II, quien, en 2004 no renovó la prohibición federal a las armas de asalto. Desde entonces México se ahoga en letal violencia homicida, hoy en relación causal con el flujo anual de 730 mil piezas de alto y grueso calibre. Por coincidir ese tráfico con la desregulación de los flujos de capital ¿no es la fórmula: caos + violencia + T-MEC=México estado vasallo, la vía BEAN a la supremacía fósil de EU, a la guerra y al colapso climático antropogénico?
Facebook: JohnSaxeF


lunes, 26 de noviembre de 2018

Mangoneo bancario-financiero
C
reo que los entes gigantes de la banca/finanzas (de Wall Street-WS) siguen siendo demasiado grandes para dejar que quiebren (too big to fail, TBTF). Si se hunden, hunden la economía y eso les garantiza los rescates. Neel Kashkari sabe lo que dice: fue el administrador del rescate bancario –700 mil millones de dólares– luego que estalló la debacle financiera que siguió a la quiebra de Leh-man Brothers (septiembre de 2008). Kashkari expresó su preocupación a la Brookins Institution. Dijo que la casi certeza del rescate induce la especulación y la toma de riesgos con el dinero de sus clientes.
A la fusión de bancos con firmas de inversión que genera entes TBTF agrégase que Trump presentó y el Senado aprobó en marzo nueva legislación que debilita los instrumentos de freno a la especulación contenidos en la Ley Dodd-Frank de 2010 para aminorar la amenaza de otra debacle. La preocupación de Kashkari, también de Elizabeth Warren y Bernie Sanders, entre otros, es válida en México, cuya banca es mangoneada en su casi totalidad por sucursales cuyas matrices son los TBTF-WS.
La información develada sobre el rescate estremece. Atilio Borón (biblioteca.clacso.edu.ar ), corroborado por Sanders, indica que el rescate fue inmenso. Recuerda que luego de una auditoría a la Fed de GAO, se supo que además de los 700 mil mdd se canalizaron 16 billones (trillones, en inglés) a los TBTF-WS de los que 2.5 billones fueron para Citigroup.
Sanders ofrece datos clave sobre los seis principales bancos TBTF-WS: JP Morgan Chase, Bank of America, Citigroup (Banamex), Wells Fargo, Goldman Sachs y Morgan Stanley: controlan activos equivalentes a más de la mitad del PNB de EU, que en 2017 fue de 18 billones, 45 mil mdd. Los primeros cuatro bancos, Citigroup (la matriz de Citibanamex) incluido, crecieron 80 por ciento, desde la posición que tenían antes del megarrescate. En EU tenemos una suerte de socialismo para los muy ricos. Una verdadera oligarquía, dice Sanders, sanders.senate.gov. Propone que no debe permitirse bancos fusionados con firmas de inversión a un nivel en que su quiebra represente un riesgo catastrófico para millones de ciudadanos o que coloque en riesgo a la economía de la nación.
Eso fue replanteado por Sanders y el diputado Brad Sherman de California como iniciativa de ley en octubre pasado. Va por la transformación legal de los TBTF, que pasan a la categoría de too big to exist, TBTE (demasiado grandes para existir). En la pasada década, luego de la devastación de 2008 los primeros cinco bancos más grandes acumularon ganancias por 583 mil mdd. El riesgo total y combinado de los seis bancos más grandes fue de 13 billones de dólares, mientras el PNB de EU en 2008 fue de: 14 billones 713 mil mdd. La iniciativa de lLey Sanders/Sherman limitaría a los grandes bancos y firmas financieras a un crecimiento conjunto no mayor a 3 por ciento del PNB. La iniciativa también incluye a compañías de servicios no bancarios: Prudential, MetLife y AIG. Las sucursales de esos seis TBTF más Bancomer (España), dominan e inciden en las decisiones de la banca mexicana y de la banca central de allá (Fed) ¿y de acá (BdeM) no?
En EU los TBTF forman parte de los consejos regionales de la Fed, por lo que el peso de los TBTF-WS en el regulador que los regula es considerable: allá y acá sus TBTF-WS imponen las alzas en las tasas de interés al menor indicio de inflacióno sea: según circunstancias y conveniencias (Sanders NYT, 23/12/15) como ablandar a Morena. Es en este contexto y no en un mercadoque se inquieta, donde ocurrió la estampida bancario/financiera ante una iniciativa de ley de Morena presentada por el senador Monreal, para moderar las abusivas comisiones que cobran aquí las sucursales de los TBTF-WS que mangonean en México. Van por la especulación y no la producción.
No por estar inquieto el mercado, el desplome de la bolsa y el aumento en la tasa de interés dejan de percibirse como disciplinamientos preventivos, un: no tocar la banca ni con el pétalo de una rosa. El dispositivo estuvo bien coordinado, pero mal calibrado por prematuro y excesivo ante un intento justo: poner en orden unos mecanismos desorbitados de extracción de excedentes y transferencia al exterior, como bien juzgó un colega.
La capacidad para regular lo bancario y financiero es esencial a toda transformación y al no les voy a fallar de AMLO como respuesta a un compromiso estratégico con la meta del desarrollo y el bienestar económico y social. En 2008, Emir Sader advirtió la necesidad de un diseño que “reglamente la circulación del capital financiero, que centralice el mercado de cambios, que penalice con altas tasas las inversiones especulativas, que someta en los hechos y directamente los bancos centrales a los gobiernos, que dé prioridad a lo social sobre la dictadura de la economía y que promueva centralmente el mercado interno de consumo de masas…”
facebook: JohnSaxeF


jueves, 8 de noviembre de 2018

Riesgos mundiales
E
l arribo de la ultraderecha bolsonaria, residuo metabólico, excreción electoral de la corrupción judicial brasileña vía la lawfare (guerra judicial) auspiciada por Washington, expresa alta toxicidad en su propensión para acelerar el colapso climático antropogénico devastando la biodiversidad amazónica. Ese fenómeno que abre las puertas a la ampliación planetaria de la aniquilación biológica, se registró en momentos en que la Casa Blanca, bajo fuerte impulso de la unilateralidad agresiva, no sólo mercantil, también bélica, envió a su encargado de Seguridad Nacional, John Bolton, pleno de virulencia belicista hacia el Kremlin, para hacerle saber personalmente a Vladimir Putin la intención del gobierno de EU de retirarse del Tratado de Fuerzas Nucleares de Rango Intermedio (INF, por sus siglás en inglés), con la certeza compartida por emisario y receptor, de que la movida incrementa el orden de probabilidad de conflagración militar/nuclear en territorio europeo.
La vieja síntesis estratégica de EU, en las palabras toscas y brutales del entonces senador Harry Truman, en momentos en que Hitler lanzaba la Operación Barbarroja (junio 1941) contra la URSS en el sentido de dejar que alemanes y rusos se masacren entre ellos lo más posible y luego entramos nosotros, es anacrónica en un mundo de armas termonucleares desplegadas en cientos de misiles cargados de números indeterminados de vehículos de re-entrada, múltiple e independiente (MIRV) a la atmósfera, eso sí, en riesgoso estado de máxima alerta (hair-trigger). Iniciada una guerra nuclear, con tecnología capaz de demoler de manera simultánea grandes urbes localizadas a miles de kilómetros unas de otras, una vez lanzada la primera arma nuclear sería intensificación bélica vertiginosa. Para Michel Chossudovsky y otros analistas, una guerra nuclear difícilmente se mantendría limitada.
Y aquí es donde confluyen lo nuclear y lo climático con la ya de por sí alarmante pérdida acelerada de biodiversidad planetaria, aún sin una tercera guerra mundial. Ese sería un evento terminal con alta probabilidad, tanto de “aniquilación mutua y asegurada, entre EU y Rusia, como de extinción de la biosfera planetaria. Se trata de un campo de batalla, de un contexto, de alta fragilidad biológica por el funcionamiento normal del capitalismo como lo conocemos.
El fenómeno incluye el acelerado deterioro de los tamaños de la población de vertebrados. Estudios recientes indican que ese es indicador inequívoco de una erosión masiva de la biodiversidad de corte antropogénico. Esas fuentes registran una disminución extremadamente alta de pérdida de la población de vertebrados, aun de especies comunes. En la revista de la Academia Nacional de Ciencias de EU se apunta que eso está en la base de lo serio que es para la humanidad que la Tierra experimente un evento de sexta extinción de especies(PNAC 2015 y 2017).
Mientras tanto la comunidad científica desde la ONU advirtió que sólo se cuenta con una docena de años para adoptar urgentes medidas que mantengan el aumento del calentamiento global en un máximo de 1.5 °C desde la era preindustrial. Medio grado más y serían severas (catastróficas) las sequías, inundaciones, calores extremos, aumentos en niveles oceánicos, derretimiento de los polos, pobreza y expulsión climática de millones.Se requieren cambios y medidas urgentes, sin precedente en energía y transporte para limitar el aumento en 1.5 °C. Esa meta es costeable y factible. La diferencia de medio grado (2 °C) es dramática. Con 1.5 °C habría hielo en el Ártico durante la mayoría de los veranos, pero con 2 °C esa probabilidad sería 10 veces menor, afectando el hábitat de osos polares, ballenas, focas y aves marinas. Con 1.5 °C, 14 por ciento de la población mundial sufriría olas de calor extremas. Con 2 °C se afectaría a más de una tercera parte del planeta.
En el contexto de esta fragilidad de la biodiversidad planetaria, EU toma medidas que aumentan las emisiones de gases de efecto invernadero y la carrera armamentista. Al rechazar EU el INF de 1987 afecta la estabilidad estratégica. Igual ocurrió con la abrogación del ABM en 2002 que se acompañó de cuantiosas ventas de cohetería antibalística a países colindantes con Rusia, parte de la agresiva expansión de la OTAN hacia las fronteras rusas.
Robert Gates, ex secretario de Defensa de EU reveló a CNN que Serguéi Ivanov, ex ministro de Defensa ruso, manifestó el deseo de retirarse del INF. Once años después, esa abrogación aumenta el riesgo de guerra (nuclear) entre Europa y Rusia. Gates sabe que la vigencia del INF obstaculiza una guerra nuclear anhelada por grandes contratistas e imprudentes asesores, Peter Navarro y John Bolton entre otros, quienes no valoran la importancia de la paz, en un planeta de integridad biológica en colapso. Desvían recursos, hoy en día cruciales para la masiva y necesaria movilización contra el colapso ecológico en curso.
Facebook: JohnSaxeF