jueves, 24 de noviembre de 2016

Trump: finanza, privatización y desastre
John Saxe-Fernández, La Jornada a Jueves 24 de Noviembre de 2016.
C
omo es usual luego de elecciones presidenciales en Estados Unidos, ahora con más incertidumbre de lo usual por la volatilidad de Trump en asuntos nodales, ingresamos a un interregnum, un vacío de poder, entre un Obama cuyo poder se desvenece a diario y un sucesor que asume hasta el 20 de enero de 2017. Uno y otro hacen movidas en el tablero junto a grandes poderes fácticos propensos a correr grandes riesgos: los guerreristas neocon con Mike Pence, hoy vicepresidente electo que tiene a Dick Cheney como modelo, y los especuladores de bancostoo big to fail, apostando a los contratos bélico-industriales de la OTAN y de infraestructura, todos jugándole al abismo de otra guerra mundial y/o a otro colapso más grave que la Gran Recesión que estalló con Lehman Brothers, con rescate billonario a favor del 1%.
Ahora el que está estallando es el Deutche Bank (DB), pilar de la reconstrucción alemana, eje de la Unión Europea (UE). Pende de un hilo con deuda (2014) en derivados ¡entre 47 y 75 billones (trillions) de euros equivalente a entre 10 y 20 veces el PIB alemán. El DB es principal prestamista de Trump, el magnate que hace negocios con 150 firmas en 25 países y que apoyó a trabajadores blancos desempleados, precarizados y a la clase media, también agredida por la ofensiva de clase corporativa que se intensifica desde los 80 bajo rubro de neoliberalismo o de la globalizacióndel TLCAN, que homologó salarios a la baja y ganancias privadas al alza. La relación de Trump con el DB coloca a la presidencia de Estados Unidos en potenciales conflictos de interés históricos ya que los reguladores federales de EU plantean ante el Departamento de Justicia una multa al DB de 14 mil millones de dólares, que lo haría colapsar (puede pagar hasta 5 mmdd). Esos reguladores acusan al DB de engañar o malinformar a los inversionistas, entre 2005 y 2007 colocando hipotecas tóxicas empaquetadas, securitizadas.
En el peor escenario el gobierno de la principal economía de Europa procedería a la socialización de riesgos y la privatización de ganancias, trasladando los costos a la ciudadanía europea. De hacerlo la repercusión será grave para la UE, por su fragilidad político-bancaria, empezando por Italia, su tercera economía. En materia de colapso financiero mundial y brega transatlántica, el FMI hace poco anunció que el DB, seguido por HSBC y Swiss Bank, es el banco más peligroso del mundo y agregó que la filial de DB en EU fue uno de los dos bancos grandes –de un total de 33– que falló en las pruebas de fortaleza financiera de la Reserva Federal (Fed) a principios de año. Declaración que desplomó casi 50 por ciento las acciones del banco alemán.
A propósito de disputas trasatlánticas, recuérdese que el FMI, además de internacional, es, junto al Banco Mundial, instrumento de Estado de EU. Funge bajo línea del Tesoro y de la Fed, el banco central, que es un ente semiprivado bajo influjo de otros bancos/casas de inversión too big to fail como Citigroup. Según agencias noticiosas el DB es objeto de una amplia gama de investigaciones criminales en EU y otros países y en fechas recientes varios analistas mencionan semejanzas entre los procesos de deterioro del DB y los registrados en Lehman Brothers.
El programa de infraestructura de Trump es para algo más que generar empleo mediante la inversión de un billón de dólares para la reconstrucción de la inmensa y decaída infraestructura de EU. Querid@s lector@s: (en voz baja): se trata nada menos que de la privatización de carreteras, puentes, redes eléctricas e hidráulicas, hospitales, escuelas, aeropuertos, puertos, ferrocarriles (en servicio de pasajeros EU está a la zaga. Ni un kilómetro de alta velocidad). Por su red pública de 6.4 millones de kilómetros de carreteras circulan cerca de 300 millones de vehículos registrados de pasajeros. De ahí su primer lugar en emisiones acumuladas en la atmósfera de gases con efecto invernadero, responsables del calentamiento global antropogénico (CGA).
El de Trump es un diseño que, lejos de crear bienestar y combatir el CGA (es negacionista, dice que es un invento chino), auspicia la automovilización hasta el agotamiento de los minerales y metales que van quedando en la corteza y la quema de combustibles fósiles hacia la irreversibilidad catastrófica del CGA. El suyo sería un mandato cataclísmico bajo el petróleo, gas y carbón, Exxon/Chevron/BP/Shell et al (verTrumposaurio, Hernández, La Jornada 17/11/16). Nada de transporte público electrificado ni de energías limpias. Su diseño se perfila más para extraer riqueza de lo publico hacia el 0.1%, que a favor de los millones que lo apoyaron y enfrentarán casetas de cobro por doquier para circular y facturas más altas al agua, la electricidad, salud y educación. Peor. Dicen que va por las asociaciones público-privadas. Es la codicia cortoplacista y pequeñez catastrófica del capitaloceno hacia la extinción de la biota global (humanidad incluida).
Facebook: JohnSaxeF

jueves, 10 de noviembre de 2016


Geopolítica: energía, agua, territorio (III)
John Saxe-Fernández, La Jornada a Jueves 9 de Noviembre de 2016.
E
s notable la incapacidad político electoral de Estados Unidos de ofrecer una resolución no catastrófica ante los grandes retos existenciales que afronta la humanidad: el riesgo de una guerra mundial y la aceleración del calentamiento global antropogénico que conduce a un estadio de irreversibilidad climática catastrófico. Así lo acaba de advertir el Panel Intergubernamental de la Organización de Naciones Unidas en la materia. El contexto internacional que hasta ahora se viene perfilando desde el 11/S, se caracteriza por el deterioro general que se vincula a la unilateralidad y militarización de la política exterior de Estados Unidos, así como del destrozo de la relación política y estratégico militar entre EU y Rusia, ambas en control de 95 por ciento del arsenal nuclear. El panorama que se presenta al mundo es difícil, agravado acá por el sometimiento gubernamental a procesos de integración estadunidenses de corte colonial en lo económico y de seguridad.
En verdad ha sido brutal y multidimensional el asalto imperial/corporativo y de la voraz lumpenburguesía local contra el interés público de México y ahora van por más: territorios indígenas, campesinos, de pequeños y medianos agricultores, en pos de combustibles fósiles, agua y minerales lanzándose sobre poblaciones y ecosistemas hasta la extinción, en el marco del gran robo: la llamada reforma energética y las leyes que le atienden. Desde 1982 es una incesante guerra de clase del alto capital a través del FMI-BM-BID y suscountry managers locales, mediante una condicionalidad acreedora que se disfraza de neoliberal, porque, como dice Chomsky, ni es nueva ni esliberal. Es un programa que fragiliza a más no poder las bases del aparato productivo, y con ello los ejes de la estabilidad y la paz social. En tiempos de deterioro en la relación EU/Rusia y de alto riesgo de guerra, el prianismo anuló la autosuficiencia alimentaria y de abastecimientos de gasolinas, fomentó la desigualdad extrema y la pobreza y aceptó la injerencia de Estados Unidos en asuntos de energía, de ministerio público y de resguardo fronterizo.
La dimensión militar, a través de la Iniciativa Mérida, se montó sobre unargumento de más de 3 mil millones de dólares, más fondos extras del Departamento de Defensa ¿paraagilizar la toma de decisiones en materia de seguridad pública? La guerra al narco o al crimen organizado, la proeza histórica de Calderón con decenas y decenas de miles de muertos y desaparecidos, proeza realizada en medio de persistentes autorizaciones para abrir casinos y recurriendo al aparato militar, al margen de todos los protocolos formalizados en la Convención de Palermo para tales efectos. Calderón y su equipo desatendieron la inmediata vigilancia y control de los flujos de capital, de armas de asalto y de contrabando aunque esa Convención estaba en vigor en México desde septiembre de 2003. Ellos privilegiaron los protocolos militares de Estados Unidos, la última opción y sólo en casos excepcionales según la ninguneada Convención.
Es desde este asalto que se acentúan las vulnerabilidades y acosos a la integridad y jurisdicción territorial de la nación desde la plataforma imperial del homeland security de Estados Unidos. En tiempos de calentamiento global antropogénico que, junto a una guerra, representan gran amenaza a la agricultura, el prianismo acabó con la autosuficiencia alimentaria y debilitó el manejo nacional del sector petroeléctrico cuando más se necesita. Con diseños de mercado que no están orientados a generar empleo y bienestar, realizan masivos recortes como si buscaran acicatear los precipitantes de caos: la desigualdad extrema, la polarización, la impunidad.
En Estados Unidos y en el México prianista abundan los asaltos altesoro. Allá haciendo pedazos a Irak, Afganistán, Libia y luegoreconstruyédolos a base de jugosos contratos (sin rendición ni de cuentas ni de resultados), eso sí con centenares de miles de bajas civiles, y acá a través de empréstitos de reformas estructurales del FMI-Banco Mundial ahogados en opacos manejos de privatización y corrupción que J. Stiglitz calificó de préstamos de sobornización con depósito legal en banca suiza para agilizar la toma de decisiones. Prolifera el negocio bélico: nuestro socio en el TLCAN en una semana de septiembre bombardeó seis países de Medio Oriente y el norte de África sin dejar su programa de asesinatos vía drones,¡haciendo amigos por todo el mundo!, mientras auspicia conflictos mayores con Rusia que pueden desembocar en interrupciones en los flujos mundiales de alimentos y energéticos que el aparato de seguridad de Estados Unidos puede decidir regular, según se dé la intensificación bélica.
En una ecuación mundial de gran confrontación y provocación militar alentada por nuestro socio, es imprudencia mayor hacia la población que, sin autorización senatorial, Los Pinos involucre tropa mexicana en operativos manejados por Estados Unidos bajo la rúbrica de operaciones de paz.
Facebook: JohnSaxeF

jueves, 27 de octubre de 2016

Goldman/Clinton: finanza y guerra mundial
John Saxe-Fernández, La Jornada a Jueves 27 de Octubre de 2016.
T
al parece que Lloyd Blankfein, CEO de Goldman Sachs (GS), piensa que es total la amnesia sobre siglos de relación entre la génesis de las guerras y las finanzas, máxime en tiempos de guerra fría con epicentro en Ucrania y acentuado estancamiento secular de la economía mundial. Cuando en CNN le preguntaron ¿por qué Hillary Clinton evitaba divulgar sus pláticas a bancos/firmas de inversión de Wall Street too big to fail como GS? replicó: pregúnteselo a ella, agregando de inmediato que gente como él, centrada en finanzas, no podía percibir la razón. Es difícil creer que Blankfein, que recién en agosto 2015 contrató como asesor financiero a Anders Rasmussen, ex secretario general de la OTAN, a cargo del acoso estratégico contra Rusia con despliegues anti-balísticos, de bases, equipo y tropa cerca de la frontera rusa, no percibiera los profundos vínculos y consecuencias militares y financieras de los dichos de Clinton.
Wikileaks reveló que ante selecta audiencia de GS la ex secretaria de Estado mencionó operativos militares, como imponer una no-fly zone (zona de veda aérea) en Siria de enorme trascendencia como ya se vio en Libia, por la catástrofe que inflingió al pueblo además de conllevar, en este caso, un alto riesgo de guerra mundial ya que Rusia fue invitada por Siria en guerra contra el terrorismo y ya desplegó ahí fuerzas aéreas, navales, cohetes aire-aire y tierra-aire. Blankfein también olvidó que gracias a Wikileaks sabemos que en 2013, ante los banqueros/inversionistas de GS, Clinton utilizó las palabras mágicas que abrían las perspectivas a grandes negocios y las puertas al infierno nuclear. Fue entonces que aclaró que sabía de los costos humanos: “para tener una ‘zona de veda aérea’”, dijo Hillary, “uno tiene que atacar todas las defensas aéreas (del gobierno sirio) y muchas de ellas están localizadas en áreas pobladas. Así que usaremos nuestros cohetes, aún si no están en estado de alerta –no vamos a poner nuestros pilotos en riesgo–, así que se va a matar a muchos sirios” (you’re going to kill a lot of Syrians). En tiempos electorales aparecer como auspiciadora de la masacre del pueblo sirio, envía una imagen brutal. Eso preocupa a Clinton.
Nick Bernabe (theAntimedia.org) nos recuerda que una zona de veda aérea puede pasar de pequeña a gran escala, sea una prohibición completa de vuelos enemigos o un bloqueo parcial de aviación militar. Esencialmente significa controlar el espacio aéreo de una región completa o de un país. Eso requiere además de bombardear las defensas aéreas; atacar los aeropuertos; destruir los aviones, las naves marinas y las bases militares estableciendo nuevas para colocar ahí equipo y tropas; emplear radares; desplegar aviación de Inteligencia, Vigilancia y Reconocimiento; participar en combate aire-aire; colocar tropa en el terreno; operar bases militares existentes y crear toda la infraestrucura necesaria para ofrecer apoyo a este tipo de operación de guerra mundial en medio de gran desestabilización estratégico-misilística.
Por eso cuando se habla de veda aérea, sea en una zona o un país, se frotan las manos los de la banca, los inversionistas de las grandes firmas contratistas del Pentágono y cunde la alarma entre la alta oficialidad siria, rusa y de Estados Unidos, conocedora sin duda al detalle, del alto costo para la población civil y de los graves riesgos que conlleva ese teatro de operaciones de intensificación bélica hacia una tercera guerra mundial terminal.
En el escenario sirio, dice Bernabe, la veda exigiría unos 70 mil soldados para desmantelar los sofisticados sistemas anti-aéreos e imponer una vigilancia sobre el país las 24 horas del día. Pero con el ingreso ruso al campo de batalla, la cifra se eleva a 100 mil soldados y sería el inicio de una campaña contra Siria y una confrontación directa de EU con Rusia, antecedida ya de vastos operativos militares y de propaganda de EU/OTAN de alta provocación en la frontera rusa. Para Gilbert Doctorow, gran conocedor de Moscú, el planteo de Clinton de una veda aérea conlleva respuesta rusa y la destrucción de aviones y barcos de EU, otra guerra mundial: o desconocen el teatro de operaciones o están en un juego de alto riesgo.
El pasado 13 de octubre el jefe del Estado Mayor Conjunto de EU, general Joseph Dunford, en testimonio ante el Comité de las Fuerzas Armadas, al contestar al senador republicano Roger Whicker, de Misisipi, sobre el potencial para imponer una veda aérea en Siria mostró sensatez: En estos momentos, senador, para que nosotros controlemos todo el espacio aéreo de Siria, requeriría la guerra contra Siria y RusiaEsa es una decisión bastante fundamental que ciertamente yo no voy a tomar. Textual: Right now senator, for us to control all of the airspace in Syria it would require us to go to war, against Syria and Russia… That’s a pretty fundamental decisión that certainly I’m not going to make.
Facebook: JohnSaxeF

jueves, 13 de octubre de 2016

Geopolítica: energía, agua, territorio (II)
John Saxe-Fernández, La Jornada a Jueves 13 de Octubre de 2016.
N
os comportamos como ratas hambrientas: comimos todos los corn flakes y ahora vamos por el cartón de la caja. Así se describió al fracking, la técnica usada para extraer de la roca gas y petróleo de lutitas (shale). El excelente estudio se publicó en sólida revista científica, semanas antes de una reunión de articulistas de La Jornada (agosto 2013) con Pedro Joaquín Coldwell y colaboradores en la Secretaría de Energía para tratar la reforma energética. En febrero de ese año el científico J. David Hughes y la analista Deborah Rogers publicaron estudios, el primero sobre los serios límites geológicos y la segunda sobre la especulación financiera en Wall Street, en torno al negocio shale. Esos estudios fueron antecedidos por una investigación pionera sobre la huella ecológica de las emanaciones de metano del gas shale, de R. Howarth, R. Santoro y Anthony Ingraffea, enClimate Change, 2011 que mostró que ¡la huella fracking en la atmósfera era 20 por ciento mayor a la del carbón! La promoción del shale desde la Casa Blanca y luego de Los Pinos, hacía agua por todos lados.
Pero, para mi estupefacción (aunque no sorpresa) fue desde ese paquete publicitario y no del dato duro de la ciencia y el análisis financiero, que se asentó el planteo privatizador del sector energético. El mensaje de fondo: que Estados Unidos estaba a punto de transformarse en una nueva Arabia Saudita gracias al fracking, una revolucionaria técnica que permitíría la extracción por décadas de combustibles fósiles shale, un hidrocarburo limpio, un puente hacia otro patrón energético. Era el mismo guión de la secretaria de Estado Clinton para impulsar elfracking y la base de la ecuación energética México-Estados Unidos usada para impulsar la reforma energética. En realidad era la última etapa de un largo proceso de desbaratamiento del sector petroeléctrico presente desde el arribo neoliberal al poder. ¿El objetivo?Llevar Pemex y CFE a un punto de venta: platos apetecibles para el festín privatizador bajo auspicio del FMI-BM-BID a favor del capitalismo de amiguetes que ahoga la gestión pública en Estados Unidos y acá.
El diseño es traumático para el fisco y los trabajadores. Ahí están 32 de ellos muertos y 100 heridos por la explosión de la planta Clorados 3 del Complejo Pajaritos, privatizada de facto por medio de una Asociación Público-Privada del BM que impulsa el endeudamiento y la extracción de riqueza pública hacia privados alojados en la lista Forbes.
En este tenor y para analizar La explotación de combustibles fósiles no convencionales en Estados Unidos y Canadá: lecciones para América Latina, se estará presentando hoy jueves 13 y mañana 14 de octubre, desde las 10 am hasta las 19 hrs, un coloquio internacional convocado por el Centro de Investigaciones Interdisiplinarias en Ciencias y Humanidades, de la UNAM (Torre II Humanidades, CU cuarto piso). En el acto, de acceso libre, participarán conferencistas y comentaristas nacionales y extranjeros, entre ellos Anthony Ingraffea, vía skype, analista de primera línea sobre el fracking, tema que estudia desde hace tres décadas. Es coautor, con sus estudiantes, de estudios pioneros en el uso de gráficos interactivos de un ordenador en mecánica computacional.
Tony Clarke, presidente del Instituto Polaris de Canadá, tratará temas multidimensionales vinculados a la explotación de las arenas bituminosas en Alberta. Sus libros reciben atención mundial y Seth Shonkoff, director ejecutivo de Healthy Energy, instituto sobre Ciencia y Política de la Energía quien lleva más de 15 años investigando agua, clima y salud pública, ahora se centra en problemas climáticos y de salud relacionados con la produccion de petróleo y gas en Estados Unidos y el extranjero.
Participa tambien Adolfo Maldonado, director del Área de Salud y Ambiente de la organización Acción Ecológica en Ecuador. Estudioso de la repercusión del petróleo sobre la población y el medio ambiente en la Amazonia y sobre el efecto de las fumigaciones del plan Colombia en las poblaciones fronterizas de Ecuador con Colombia, aborda el tema petrolero de Ecuador, el proceso Yasuní de repercusión mundial y la reparación en el caso de Texaco. Bianca Dieli da Silva, de Brasil, trabaja en la Escuela Nacional de Salud Pública de la Fundación Oswaldo Cruz. Estudia los efectos de las explotaciones convencionales y no-convencionales de combustibles fósiles, sobre los cuerpos de agua, tema de escala internacional ante la apertura de más de 30 bloques de territorio amazónico para la explotación petrolera no-convencional y su creciente exportación a California. Finalmente participará el maestro Felipe Gutiérrez Ríos, investigador del Observatorio Petrolero Sur, editor de La última frontera, libro importante sobre el avance del fracking en América Latina. Es coeditor de Alto Valle Perforado, que trata de un conflicto generado en torno a los hidrocarburosshale en el norte de la Patagonia.

facebook: JohnSaxeF

jueves, 29 de septiembre de 2016

Geopolítica: energía, agua y territorio (I)
John Saxe-Fernández, La Jornada a Jueves 29 de Septiembre de 2016.
M
ientras la cúpula política de México en el poder desde 1982 todo lo articula en términos delmercado y procede bajo el ajuste estructural del FMI-Banco Mundial-BID a la privatización/extranjerización del sector energético (petróleo, gas, electricidad), en Estados Unidos la historia es diferente. Como informa Nafeez Ahmed (ICH 8/8/15) el Pentágono (DoD) se prepara a favor del uno por ciento, para un siglo de emergencias climáticas y guerras por el petróleo, en tanto en México la lumpenburgesía realiza un harakiri energético rechazado por más de 70 por ciento de la población para acceder a la “lista dorada Forbes” de losmilmillonarios.
Dos documentos del Ejército plantean estos asuntos partiendo de hechos: una prevista desestabilización mundial por el calentamiento global antropogénico y por el desabasto alimentario y de recursos naturales estratégicos no-renovables y renovables (petróleo, gas, minerales, agua, territorios), parte de la dinámica en curso.
Esos textos muestran de manera fehaciente lo que revela la historia de Estados Unidos en México y el mundo: que su clase gobernante, como la del Imperio Británico, adora allibremercado y lalibrecompetencia, como narrativa pública, pero al menor obstáculo para acceder al botín anhelado, recurre al ejercicio de los instrumentos estatales, en especial los militares. Para el alemán Otto von Bismarck, el librecomercio es la doctrina favorita de la potencia dominante, temerosa de que otros sigan su ejemplo. Lázaro Cárdenas estaba empapado de esas argucias, no así sus sucesoresneoliberales, históricamente desmemoriados y rapaces, por decirlo con generosidad. En el prefacio del informe del Ejército al Departamento de Defensa “Energy Security & Sustainability (ES2) Strategy (Seguridad Energética y (ES2) Estrategia Sustentable), de fácil acceso en Internet (www.army.mil/e2/c/downloads/394128.pdf) el subsecretario Brad Carson y el sub-jefe del staff Daniel Allyn califican la nueva estrategia de la seguridad energética como un punto de quiebre. Ello porque incluye el papel central de la energía, el agua y losrecursos territoriales, como fundamento para realizar misiones específicas que, además, demandan una amplia colaboración de las comunidades avecindadas a las cerca de entre 800 y mil bases que Estados Unidos ha desplegado en el orbe. El nuevo diseño siempre opera en función de los intereses del big oil por su compromiso explícito de preservar los intereses y negocios del capitalismo de Estados Unidos y de sus socios como objetivo central. Así se consigna en el texto. Es una estrategia de La Guerra Global de Clase, como bien la retrata Jeff Faux (UACM, 2008), en que, dice el Pentágono, se enfrentará a aumentos poblacionales concentrados en grandes urbes de Estados Unidos y del mundo, repletos de jóvenes adultos desempleados y eso sí, su estrategia es para dar energía y recursos a la permanencia de su economía que observa enorme consumo per cápita de recursos naturales. En esta tesitura Estados Unidos se inclina a desacctivar estados nacionales con jurisdicción sobre los recursos territoriales. Prefiere estados fallidos con regiones de sacrificio que ya se presentan como regiones de desarrollo.
Esta visión militarizada se corresponde con la creciente financiarización y militarización de la la economía y la política de Estados Unidos en un contexto de colapso climático, que el aparato político de esa potencia no puede enfrentar por la hipertrofiada influencia del big oil. Este es un giro novedoso que se agrega al deterioro del liderato moral e intelectual que le abate desde la irrupción de la crisis de acumulación detectada a mediados de la década de 1960 y de los desastres humanitarios de Vietnam a Irak, Afganistán, Libia, Siria, etcétera.
Si bien el foco de atención del Pentágono es mundial, la base de operación es el Estados Unidos continental con Canadá y México en una América del Norte como parte del TLCAN y del perímetro de seguridad del homeland a cargo del Comando Norte, acompañado delDepartment of Homeland Security,instaurados ambos al calor de los ataques del 11/S. Para el resto de las Américas está el Comando Sur existiendo comandos y operaciones en Asia Sudoriental y el Pacífico, Europa, África del Norte, Oriente Medio, Asia del Sur, África subsahariana y Océano Índico, ex Unión Soviética, Estados Unidos y territorios.
Los documentos del Ejército plantean como grandes fuerzas de mutabilidad a la rápida promoción de tecnologías, las modificaciones en los centros de actividad económica internacional y el calentamiento climático, esto último priorizado junto a otros problemas, como los disturbios socio-políticos y militares. Para el Ejército de Estados Unidos laresiliencia es asunto de clase: es “la capacidad de anticipar, prepararse, aguantar y adaptarse a disturbios causados por fuerzas naturales o humanas y recuperarse rápido de ellos. Esta es la base de un supuesto incuestionable: que el capitalismo global dominado por Estados Unidos debe ser protegido.
Facebook: JohnSaxeF

jueves, 15 de septiembre de 2016


11-S: terrorismo de Estado
John Saxe-Fernández, La Jornada a 15 de Septiembre de 2016.
P
or fin, y bajo presión de las familias de unas 3 mil víctimas de los ataques del 11 de septiembre de 2001 (11/S), Obama desclasificó en julio pasado 29 páginas censuradas por el entonces presidente Bush en 2002, delInforme senatorial sobre los ataques a las Torres Gemelas y el Pentágono. El documento, bajo estricta vigilancia, se colocó en la bóveda de un sótano del Congreso. Se permitió acceso a los legisladores, con prohibición de tomar notas y bajo juramento firmado de no divulgar su contenido so pena judicial. ¿Por qué tanta restricción? Sin razones legítimas de seguridad nacional, la censura fue para encubrir la complicidad de funcionarios y agentes de Arabia Saudita en parte crucial de la armazón del 11-S, una suerte de Pearl Harbor para justificar un ambicioso y secreto diseño, el Project for a New American Century, PNAC, que incluye guerras de agresión (bajo el membrete de antiterrorismo) y un regime changeen EU, ya que Bush asentó que la Presidencia tiene el poder de hacer a un lado estatutos aprobados por el Congreso cuando entran en conflicto con su interpretación de la Constitución.
Quien agregue las 29 páginas censuradas al contenido del informe bicameral descubre que Arabia Saudita es la nación extranjera involucrada y más mencionada en los ataques y que el secreto es porque de esas páginas se concluye que ni Irak, Afganistán, Libia, Siria, Yemen, Paquistán o Laos fueron colaboradores o encubridores de los ataques. Además, que desde septiembre 2000, un año antes de tomar el poder, Bush/Cheney habían decidido atacar Irak y a Hussein y no a Arabia Saudita: como parte del esquema del dominio global estaban los intereses de grandes monopolios de EU e Inglaterra por el acceso a yacimientos de Irak de alta calidad y bajo costo de extracción que Saddam había concesionado a firmas europeas y rusas. Como informó un analista del MI6, una vez Bush/Cheney en la Casa Blanca la acción militar contra Irak fue inevitable y los datos se manipularon de acuerdo con las decisiones políticas.
Detrás del PNAC estaban los multimillonarios contratos dereconstrucción de Irak que gestionaría la cúpula gubernamental de EU en torno al cuantioso gasto de un Departamento de Defensa (DoD) con sistemas de auditoría frágiles, por decirlo con generosidad. Bajo los neocon la canalización de riqueza de lo público a lo privado en EU se realiza por medio de novedosos sistemas de subrogación de cuanta función pública esté a mano: sea la evaluación estratégica, de logística, manejo de cárceles clandestinas, control de muchedumbres, interrogatorio de prisioneros (tortura), contrainsurgencia rural y urbana etcétera. Ya en 2004, con Bagdad e Irak hechos pedazos, Bush creó una oficina para coordinar la reconstrucción de países arrasados por EU y su posterior estabilización con represión, masacres decontrainsurgencia y operativos tipoAyotzinapa.
Esa oficina en el Departamento de Estado que puso a cargo de Carlos Pascual, ex embajador en Ucrania (y en México), operaría con fondos del DoD. Su misión sería acelerar el traspaso de riqueza pública a los privados agilizando la gestión de contratos. En conferencia en un instituto en DC, reseñada por Naomi Klein (Rebelión, 5/5/05), Pascual dijo que se trata de planes post-conflicto para 25 países que no están, todavía, en conflicto. Para Pascual, la reconstrucción y estabilización sería también capaz de coordinar tres operaciones totales de reconstrucción en países diferentes al mismo tiempo, con duración de cinco a siete años (ibid). Prometió que incluso los contratos de reconstrucción (de sistemas hidráulicos, electricidad, escuelas, hospitales, mercados arrasados por el bombardeo y la guerra) estarían listos a firmar antes de lanzar la guerra preventiva.
En 15 años desde el 11-S, son millones de bajas civiles, de desapariciones forzadas, de desplazados por la violencia, gran saqueo de Irak y otros países y del erario de EU. Como a mediados de 2016 auditores del DoD detectaron un inexplicable faltante estimado en ¡5.6 billones (trillions) de dólares! los creadores y operadores del PNAC y sucesores ameritan atención de las Cortes Federales y desde luego, de la Corte Penal Internacional, si es que esa instancia atiende los crímenes de guerra del liderato de nacionesindispensables.
Las 29 páginas, tanto como la Constitución vigente en EU, el hábeas corpus consagrado en la Carta Magna, las Convenciones de Ginebra y en general el derecho penal internacional, son documentos con datos y principios estorbosos ya superados, según los neoconservadores de tiempos de Bush y de Obama. En el entusiasmo de empresas y altos funcionarios por estos contratos bajo sostén de un nuevo ¿orden? global se encontrará el motor del abandono de EU del derecho penal internacional y su endoso desde el 11-S a guerras de agresión, el mayor crimen en curso según las normas derivadas de los juicios de Nuremberg.

facebook:
 JohnSaxeF

jueves, 1 de septiembre de 2016

Educación: negocio para el uno por ciento
John Saxe-Fernández, La Jornada a Jueves 1 de Septiembre de 2016.
A
unque aquí la narrativa para la promoción de la reforma educativa ni lo menciona, en Estados Unidos sí: se trata de un negociazo. La colocan junto a otras industrias de alto rendimiento, como la farmacéutica o la del petróleo. La llaman industria de la reforma educativa (the education reform industry), inspiración y aspiración de Mexicanos Primerocon la mira en el botín del kínder a la universidad. Así la piensan los amigotes de allá, las corporaciones, fundaciones y FMI, Banco Mundial (BM), BID y OCDE, verdaderos cabildos del uno por ciento. Presentes, como en otros servicios públicos en vías de mayor privatización, educación, salud, seguridad pública, gestión del agua, petroquímica, electricidad, infraestructura etcétera, las asociaciones público-privadas (APP) se usan para la usurera y opaca extracción de riqueza de lo público a lo privado.
Para la Fundación de la familia Walthon, dueña de Walmart, la reforma educativa, ya en Estados Unidos o acá, es instrumento de poder y negocio. También para la Fundación de la Familia Clinton. En un bien documentado estudio, Guerra y Wall Street: el sombrío expediente de Clinton (Truthout org, 1/8/2016), Timothy Scott puntualiza que en la Fundación de los Clinton está la crème de la crème del mundo bancario, corporaciones, filantropías, cabildos, contratistas militares, de la industria del gas y del petróleo, la farmacéutica y múltiples donantes, de Citigroup, Goldman Sachs y Exxon Móbil a Monsanto y ¡Blackwater! Narra que una vez nombrado gobernador de Arkansas (1988), Bill Clinton colocó a Hillary a cargo del Comité de Evaluación Educativa para la reforma del sector de ese estado. De ahí salió una ley extraordinariamente regresiva que financia la educación con aumentos en los impuestos al consumidor, dejando a las grandes corporaciones libres de mayor obligación fiscal. Para los educadores esa reforma no fue diseñada para ayudar, sino para castigar y transformar a los maestros en chivos expiatorios de todos los males del sistema educativo. Desde entonces, Hillary mantiene contacto personal y profesional con (textual) la industria de la reforma educativa y algunos filantropistas claves.
Ante la creciente oposición nacional a la reforma educativa en Estados Unidos, como en México, auspiciada por el uno por ciento, Clinton actúa con cuidado para no perder votos. Sin embargo, Scott revela que “DLA Piper, firma legal que representa las principales empresas en el mercado de la reforma educativa, es uno de los principales donantes a la campaña electoral” de Hillary, al igual que Alice Walton, una de las personas más ricas del mundo, heredera de Walmart, que opera en todo México.
La narrativa del BM-BID y de los hacendistas locales, dice que las APP combaten pobreza y alientan el bienestar general. Cuando el Senado mexicano aprobó una controvertida reforma a la Ley de las APP, el pasado 16 de marzo, PRI, PAN y anexos, al tiempo que abrían las puertas a las APP en lo educativo, salud y seguridad pública, enarbolaron las banderas del BM-BID, de que aumentan inversión, empleo, crecimiento, el ingreso familiar y dan más y mejores servicios públicos y bienestar. Lo que ni las evaluaciones internas del BM se atreven a afirmar, menos dados los desastres a la vista en Mexichem y OHL, entre otras APP.
Vicente Bello de Tren Parlamentario informó que según el senador Manuel Bartlett: se trata del robo al presupuesto nacional, garantizado por los gobiernos neoliberales, apoyado por la Secretaría de Hacienda. Observación puntual porque la SHCP aplica la línea macroeconómica del FMI, que es la del alto capital, exigida para acceder a las líneas de crédito del BM-BID. Las evaluaciones internas del BM avalan las críticas vertidas en el Senado. Recabadas por Nicholas Hildyard thecornerhouse.org.uk y presentadas a la Escuela de Negocios de Manchester, el BM reconoce que son escasos los datos en su posesión requeridos para evaluar las APP; que el BM no cuenta con sistemas que permitan evaluar las APP una vez concluido el proyecto y además, que para el BM desarrollo exitoso equivale a éxito comercial. Los del BM asumen que si fue un buen negocio, entonces debió ser bueno para el país como un todo y en particular para los pobres(sic).
La senadora Dolores Padierna advirtió que con aval de PRI y PAN la ley permite que cualquier actividad a cargo del Estado, sea productiva o social, pueda ser contratada por privados al extremo de usar las APP para delegar en ellos la regulación económica del sector energético con el enorme riesgo de perder el poco control que le dejó al Estado la reforma energética. El senador Alejandro Encinas advirtió que quienes usan las APP las conciben no como un instrumento para fortalecer los bienes públicos y el interés público, sino como continuidad del proceso de privatización. Delegan “al sector privado funciones sustantivas que corresponden al ámbito de gobierno en materia de educación, de salud, de seguridad pública”.
Facebook: JohnSaxeF